¡Alerta! ¡Caries infantil!

La caries infantil se está convirtiendo en un grave problema de salud pública en el ámbito de la infancia y si bien en la edad adulta también constituye un problema importante, en edades tempranas lo es aún más dado podrá afectar de manera permanente a funciones como la masticación, la deglución o incluso la fonación, prolongándose las consecuencias en el ámbito del desarrollo físico, el desarrollo psicológico y las relaciones sociales con sus semejantes.

Como bien sabemos la caries constituye en una continua desmineralización del esmalte que rodea al diente producido por las bacterias presentes en la boca y que se incrementan con los carbohidratos y azúcares. Las bacterias producen ácido y éste ataca al diente. La incorrecta higiene dental en los primeros años acentúa rápidamente este proceso.

Pero el correcto cepillado no es suficiente. Hay que potenciar una alimentación saludable, con una ingesta de azúcares limitado. No hablamos solo de las chuches sino sobre todo alimentos industriales como bollería o bebidas azucaradas. El inadecuado uso del flúor al no elegir pastas de dientes destinadas específicamente a la población infantil o la ausencia de revisiones periódicas son la puntilla que aseguran esas primeras caries y todas sus posteriores consecuencias.

Algunas madres o padres pueden caer en el error de creer que las caries en los dientes de leche no tienen mayor relevancia ya que se les van a caer. Sin darse cuenta que las consecuencias que se generan en la masticación, en la estructura de la mandíbula o el maxilar, sin mencionar las consecuencias de posibles procesos infecciosos, afectarán a la correcta evolución de la aparición de la dentición definitiva.

En Canarias la población infantil puede acceder al PADICAN, el programa de Protección de Atención Dental Infantil del Gobierno de Canarias, facilitando a padres y madres la elección del odontopediatra infantil.

 

(Proboca Canarias está presente como centro colaborador.)

 

¿Cómo prevenir la caries infantil?

Educación en hábitos saludables.
  1. Aprender a cepillarse los dientes de manera correcta.
  2. Adquirir el hábito del cepillado diario.
  3. Alimentación saludable y dieta equilibrada.
  4. Minimizar o eliminar el consumo de azúcares.
Acciones específicas preventivas.
  1. Uso de pasta de dientes apropiadas para la edad de la niña o niño.
  2. Revisiones periódicas orientadas por el servicio de odontopediatría infantil.

 

Share:

Deja un comentario

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.