La historia del cepillo de dientes

Nuestros antepasados mordían pequeñas ramitas obtenidas de determinadas plantas o árboles para limpiar los dientes, algo que hoy en día hacen algunas tribus de África y el Amazonas.
 
Y es que la necesidad de cuidar nuestros dientes es algo tan antiguo como la humanidad y un comportamiento que ya se muestra en otros mamíferos, primates o no. Hoy te contamos esta historia desde nuestra clínica dental en San Cristóbal de La Laguna.
 
La historia es capaz de remontarse hasta la época del 5000 A.C., aproximadamente, en la cultura egipcia, donde hay constancia del uso de cáscaras de huevos y pezuñas de animales trituradas y molidas, utilizados a modo de rudimentaria pasta de dientes y que era útil no solo para limpiar sino también para abrillantar sus dientes. Y ya alrededor del año 1500 A.C. las culturas árabes habían inventado el miswak o siwak, un utensilio similar a un pincel con cerdas de animal, que aún hoy en día es utilizado en países musulmanes para la limpieza de su dentadura.
 
En torno al año 1400 A.C. y esta vez en China aparece lo que sería una primera versión del cepillo de dientes tal y como lo conocemos actualmente. Un pequeño hueso de cerdo o ramita de bambú en cuyo extremo se ataba perpendicularmente pelos de cerdo, preferidos por su rigidez.
 

Era moderna

En la edad media los árabes disponían de su propia versión de pasta de dientes, una mezcla de piedra pómez y arena, mientras que ya desde los romanos, en Europa se utilizaba un pañito de lana que envolvía un dedo.
 
En la lejana India el propio Kamasutra, escrito según se estima en el siglo III ó IV de nuestra era, reconocía que la primera ocupación higiénica de todo caballero era la limpieza dental. 
 
En 1780 el británico Williams Addis comercializa por primera vez en Europa el cepillo moderno, como concepto de producto para la higiene y salud bucodental, mejorado posteriormente en 1839 a la versión que hoy conocemos por el Dr. Meyer Rhein quien patenta un sistema de tres filas de cerdas dentadas muy eficaz, dando así nacimiento a la higiene dental moderna como la conocemos en nuestros días.
 
Pero aquí no termina esta historia ya que en 1939 en Suiza se intenta, sin éxito, vender el primero cepillo eléctrico, invento que tuvo que esperar al mercado de posguerra y la década de 1960 para alcanzar su primer éxito con el fabricado por Broxo Electric Toothbrush.
 
Una historia tan antigua como la humanidad.
Share:

Deja un comentario

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.